El FMI pide a España que extreme la vigilancia en la concesión de las hipotecas

Descarta por el momento una “sobrevalorización generalizada de los precios”

El Fondo Monetario Internacional ha pedido a España que extreme la vigilancia al mercado hipotecario con el fin prevenir otra burbuja. La institución que dirige Christine Lagarde ha instando al Banco de España a que limite los criterios de concesión de hipotecas, aunque descarta por el momento que se esté produciendo de una “sobrevalorización generalizada de los precios”.

En un informe publicado este miércoles, el FMI ha recomendado que se tomen “cuanto antes” medidas prudenciales para “contrarrestar una excesiva acumulación de riesgos”. El organismo con sede en Washington señala que las entidades bancarias españolas deberían establecer “límites a la ratio entre el nominal del préstamo y el valor de garantía”.

Esto significa que los bancos no deben financiar hipotecas que superen el nivel aconsejado del 80% del valor de la vivienda. Si bien es cierto que ese tope no se está sobrepasando, los datos del Banco de España muestran que en apenas tres años el valor del crédito concedido ha aumentado en tres puntos porcentuales, pasando del 62% en 2015 al 65% en el segundo trimestre de este año.

Fuentes del sector bancario matizan que estos niveles siguen estando “muy por debajo a los que había antes de la crisis” y puntualizan que “solo el 14% de las hipotecas” sobrepasa esa recomendación del 80%, una proporción que se ha mantenido estable en los últimos tres años.

Reclama “prudencia” y “límites” en los créditos a la vivienda para evitar otra burbuja

“El FMI señala que hay que extremar la cautela, no endurecer los criterios”, defienden desde el sector, e insisten en que los cambios regulatorios que se han producido en los últimos años “han reforzado la prudencia” a la hora de conceder préstamos. “Los bancos tienen hoy un nivel de regulación estricta, una supervisión exhaustiva y una buena gestión de los riesgos”, sostienen.

El informe publicado este miércoles por el organismo internacional destaca, en efecto, que los esfuerzos llevados a cabo en los últimos meses por los grandes bancos “han reducido notablemente las cifras de préstamos dudosos y activos inmobiliarios adjudicados del sistema”, pero insisten en que otros bancos “todavía tiene que seguir su ejemplo”.

El FMI también ha requerido que se limite “la ratio entre el servicio de la deuda y la renta del prestatario”, esto es, la cuota hipotecaria que los hogares pagan cada mes, y que se recomienda que no sobrepase un tercio de los ingresos.

En este punto, los datos del Banco de España son más preocupantes, ya que no solo revelan que las familias dedican un esfuerzo cada vez más importante al pago de la hipoteca, sino también que ese esfuerzo supera ligeramente la recomendación de un tercio de las rentas: mientras que en 2015 destinaban de media el 30,3% de su sueldo, en el segundo trimestre ascendía al 32,1%.

Se trata de una cantidad que, para el sector bancario, “está el línea con lo recomendable y por debajo de los niveles precrisis”. Indican, además, que las recomendaciones del FMI van destinadas a los prestamistas, pero también a los prestatarios: “La cuestión de fondo es que hace falta reforzar la educación financiera en la sociedad”.

El organismo dirigido por Lagarde pide vigilar el aumento del número de hipotecas y, especialmente, del crédito al consumo, que supera al hipotecario y crece a un ritmo del 15% anual, el doble que la media de la zona euro. Por su parte, según los últimos datos del INE, el número de hipotecas firmadas en julio alcanzó su cifra más alta desde 2011, hasta las 29.287.

“Lo que subyace de un crecimiento hipotecario tan fuerte es una cultura de la propiedad de vivienda muy arraigada, más todavía cuando el resto de alternativas de inversión están muy limitadas”, señalan desde el sector bancario. Según datos del Banco de España, este tipo de inversión inmobiliaria tuvo en el segundo trimestre del año una rentabilidad del 10,9%, frente al 4,1% del alquiler o el 1,4% de los bonos del Estado.

Por último, el FMI también ha llamado a los bancos españoles a tomar preocupaciones y “hacer una gestión rigurosa de los riesgos de liquidez” de cara al fin de las políticas de estímulos y la normalización de tipos del BCE. Asimismo, les ha recomendado acelerar “la constitución de colchones de capital de alta calidad” para estar preparados frente a la incertidumbre que planea sobre algunas economías emergentes.

Por Elisa Castillo

Foto: La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, este lunes en Washington. EFE

Fuente: cincodias.elpais.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *