La firma de hipotecas se dispara, pero se cancelan más de las que se inscriben

El número de préstamos constituidos en abril subió un 34%, hasta 28.724 frente a las 30.003 anulaciones

Los tipos fijos vuelven a tomar impulso y suponen el 39,4% del total

La firma de hipotecas para comprar viviendas se recuperó con fuerza en el mes de abril tras el frenazo de marzo por la Semana Santa (cuando cayeron un 5%). El número de préstamos constituidos sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 28.724, un 34,2% más que un año antes y un 9% más respecto a marzo. Con todo, se registraron 30.003 cancelaciones, de manera que, pese a la positiva evolución del mercado hipotecario, se siguen cancelando más hipotecas de las que se inscriben.

Andalucía es la comunidad autónoma donde más hipotecas se cancelaron en el cuarto mes del año, 5.975; seguida de Madrid, con 5.011, y Cataluña, con 4.378. Ceuta y Melia están en el extremo opuesto, con 24 y 32 anulaciones, respectivamente.

Además, los tipos fijos volvieron a tomar impulso y representan el 39,4% del total de hipotecas constituidas sobre viviendas (frente al 60,6% a tipos variables), lo que supone un aumento del 30,7% en tasa anual y más de dos puntos porcencuales más que en enero, cuando suponían el 37,2%.

El tipo de interés medio fue del 2,67%, niveles de octubre de 2017 y un 16,7% inferior al de abril de 2017. El plazo medio de 24 años. El tipo de interés medio al inicio es del 2,42% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable (con un descenso del 22,3%) y del 3,15% para las de tipo fijo (un 6,1% menor).

De las 6.043 hipotecas con cambios en sus condiciones en abril, el 40,7% se debieron a modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumenta del 10,2% al 17,3%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 89,2% al 81,9%.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, opina que “el fuerte incremento del volumen de hipotecas registradas en abril respecto al año pasado debe ajustarse por el efecto de la Semana Santa, aunque tomando la suma de los meses de marzo y abril de ambos años, el incremento es un sano 12%“. Añade que “los bancos siguen dispuestos a conceder hipotecas, abriendo ligeramente la mano, pero sin ser los motores de la venta de vivienda“.

La banca continúa apostando fuerte por las hipotecas a tipo fijo ante los mínimos que sigue registrando el euríbor (en torno al -0,18%) y las previsiones de que los tipos oficiales no empiecen a subir hasta el verano de 2019, dado que los intereses fijos les garantizan un margen de beneficio continuado y estable. Pero en los últimos meses también las ofertas a tipo variable han ganado en atractivo, con rebajas en los diferenciales que, en su mayoría, se sitúan por debajo del 1%. La guerra hipotecaria entre las entidades sigue muy viva.

Por su parte, José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la AEB coincide en que el diferente calendario de la Semana Santa en 2017/2018 explica en parte el fuerte aumento del número de hipotecas constituidas sobre viviendas en abril y destaca que, de media, “tanto el tipo de interés variable como el fijo son menores que los de un año atrás”.

“Todos estos datos reflejan el elevado dinamismo residencial, en su mayor parte por la demanda de las familias que siguen prefiriendo la vivienda en propiedad. Su principal decisión patrimonial. Y el sistema hipotecario lo hace posible bajo unas condiciones muy favorables”, señala.

Fuente: cincodias.elpais.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *